viernes, 23 de diciembre de 2011

Propuesta Progresista para la alti-llanura de los llanos orientales de Colombia

Base ideológica de la Propuesta.

Los Progresistas pretendemos crear soluciones que involucren todos los factores productivos en una “simbiosis” armónica de tal manera que cada grupo humano aporte su máximo potencial y pueda progresar en convivencia pacífica con los demás grupos. Se trata de aplicar lo mejor de los diferentes sistemas político-económicos que ha ideado e implementado la humanidad a través de la historia, manejando las contradicciones entre las distintas clases sociales de forma constructiva y nunca de forma violenta. Requiere de una verdadera democracia en donde las clases populares, obviamente las grandes mayorías, renuncien a destruir los demás grupos humanos a cambio de que el gobierno garantiza la paz impidiendo la especulación comercial y financiera y castigando ejemplarmente la corrupción y la violación a los derechos humanos y así todos podamos vivir dignamente.

El imperialismo actual ha logrado una concentración extrema de capital en pocas manos y está dedicado a la especulación internacional mediante la manipulación de los mercados bursátiles, la imposición de leyes favorables, el dominio de los medios de comunicación, cooptando políticos y dirigiendo el aparato industrial militar. Recurre a la guerra cuando quiere depredar nuevos recursos y crear mercados dependientes. El Progresismo es anti-imperialista por supervivencia ya que los Países progresistas se ven obligados a luchar contra el imperialismo y derrotarlo para poder desatar su potencial. El Imperialismo está condenado al colapso, los Pueblos han visto degradar su existencia al punto que ya no funcionan ni el control mediático ni el consumismo para ocultar la realidad. Los Progresistas debemos impedir que al morir el imperialismo arrastre consigo a la especie humana y hasta cualquier rastro de vida en la Tierra, brindando a sus actores otras opciones de vida.

La superación de la violencia debe lograrse con el dialogo entre los enemigos circunstanciales apelando a los mas altos valores condensados en la política del amor, aplicándola para que lo mas rápidamente posible ninguno sufra carencias esenciales y todos puedan progresar según su capacidad y tenacidad pero sin perjudicar a los demás. La políticas de convivencia pacífica entre naciones de la constitución política de la China, el buen vivir y los derechos de la madre tierra expresado en las nuevas constituciones suramericanas son referentes válidos para los Progresistas. Estos principios están magistralmente presentados en el libro: Recursos naturales y la geopolítica de la integración Suramericana de Monica Bruckmann, investigadora de la Cátedra y Red Unesco/Universidad de las Naciones Unidas sobre Economía Global y Desarrollo Sustentable – REGGEN, que además aporta y analiza estadísticas de mucho valor sobre los recursos naturales no renovables. Para los que prefieren los videos hay una entrevista que el periodista Walter Martínez, en su programa Dossier, hizo al próximo Secretario General de la UNASUR Alí Rodríguez Araque que Alí basó en el libro mencionado ( http://bit.ly/tpIGsl y http://bit.ly/vRHklL ).


Dimensión de la Propuesta.

Paolo Lugari, del centro experimental las gaviotas ( http://www.centrolasgaviotas.org/ ) considera apta para producir en forma rentable y sostenible la alti-llanura de los llanos orientales colombianos, desde el oriente-norte del departamento del Meta y mas de la mitad norte del departamento del Vichada. Lo demuestra con el centro experimental Las Gaviotas de mas de 6 mil hectáreas en producción, el cual está tratando de ser duplicado por la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) en su base de Marandúa. La alti-llanura son 6 millones de hectáreas, en su gran mayoría propiedad de la Nación colombiana, que actualmente tiene una población de indígenas, en peligro de extinción, y de no nativos inferior a 50 mil Personas. A estos habitantes actuales hay que respetarles su cultura y apoyarlos para que mejoren su bienestar sin perder sus muchas y hermosas querencias.

EMBRAPA, Empresa Brasilera de Pesquisa Agropecuaria ( http://www.embrapa.br/ ), ha desarrollo una serie de tecnologías en el “Cerrado”, que son las sabanas del Brasil similares a nuestros llanos orientales pero 10 veces mas grandes, algunos empresarios extranjeros están aplicando parte de esta tecnología cerca de Puerto Gaitán, Meta, en “La Fazenda” y han cultivado soya, maíz y otros con los que producen concentrados para alimentación animal y proveen gran cantidad de carnes frescas y procesadas.

Podemos desarrollar 5 millones de hectáreas y destinar un millón para preservar las culturas y la biodiversidad autóctonas, a modo de parque naturales transversales a todo el desarrollo. La alti-llanura posee selvas similares en fauna y flora con la selva amazónica alrededor de los numerosos caños y riachuelos que son desagües naturales eficientes por lo que deben ser preservados integralmente incluyendo los bordes de las sabanas y los bajos. Los grandes inversionistas nacionales, con o sin socios extranjeros, pueden conformar empresas agro-industriales aprovechando el precio creciente de los cereales y sus derivados para venderlos en los mercados internacionales. Los campesinos pueden optar por empresas familiares o comunitarias que necesitarían asociarse a una gran empresa de capital social para que facilite adquirir los insumos y distribuir la producción luego de satisfacer su autoconsumo. Esta gran empresa investigaría y continuaría la creación de modelos productivos que beneficien tanto a los campesinos como a los grandes productores, con tecnologías agro-ecológicas sostenibles, impidiendo la contaminación y la degradación del medio ambiente. La Gran Empresa Social también manejaría los mercados directos de los estados nacionales que son grandes consumidores de alimentos y biocombustibles y para esto debe poder producir y distribuir a gran escala.


Como se organizaría la producción.

Los grandes empresarios podrían encargarse de poner en producción 2 millones de hectáreas, 100 mil familias campesinas producirían otro tanto y la gran empresa agropecuaria de capital social produciría en un millón de hectáreas, dependiendo de la capacidad y de la eficiencia que vayan alcanzando. La propiedad de la tierra debe reservársela la nación, cobrando un derecho de uso razonable, garantizando la permanencia de los productores activos y permitiendo, valorando y reconociendo las mejoras que hagan de tal manera que les sirvan de base por ejemplo para adquirir créditos o buscar nuevos socios. La herencia de estos derechos deben permitir continuar trabajando a los herederos que opten por hacerlo o en caso contrario reconocerla en dinero y adjudicarla a otros interesados. Por ejemplo para utilizar la tecnología de EMBRAPA es necesario aplicar cal y otros elementos que quedarían como mejoras de la tierra, medibles contablemente depreciando o valorizando de acuerdo a que lo desmejore o mejore, midiéndolo periódicamente, esos valores pertenecerán como activo fijo al inversionista ya sea este un campesino, un gran empresario o la gran empresa de capital social.

Si bien es cierto que los campesinos actuando en familia o comunidad desean conservar sus tradiciones productivas estás deben ser potenciadas por los avances de la ciencia agro-ecológica por investigaciones propias o de los demás productores formalizadas con la ayuda de científicos; esto y las relaciones de suministro y distrubución con la gran empresa social crean la necesidad de aplicar tecnología avanzada para poder planificar y programar la producción, mercadear, medir las ventas, los costos y demás, lo que hace necesario que la gran empresa social preste este servicio y vaya capacitando al productor. O sea que para poder apoyarse mutuamente, todos los productores deben integrarse para gestionar requerimientos comunes como insumos e infraestructura de transporte, con la coordinación de la gran empresa social. Los que gestionen directamente sus suministros y su distribución, deben informar lo necesario para lograr el buen uso de los recursos comunes.

Podemos empezar reparando a un grupo significativo de Víctimas de la guerra:

El Alcalde electo de Bogotá ha declarado reiteradamente su voluntad de acompañar a las Víctimas en la aplicación de la nueva ley de restitución y reparación. Muchos quieren retornar al campo a desarrollar actividades agropecuarias pero tienen miedo de volver a ser Víctimas habida cuenta de que continúa la confrontación armada y desalmada y, a pesar del éxito de algunos procesos contra los Victimarios, los mas mantienen su poder y al parecer van a quedar impunes. Para lograr Paz Justa necesitamos una tregua de los actores armados para permitir al Gobierno nacional, a las Víctimas y a los Victimarios negociar un Acuerdo de Paz, que reparta las tierras desmontadas, a fin de que los terratenientes puedan convertirse en prósperos agro-industriales y el Pueblo rural (Campesinos, Indígenas y Afrodescendientes) logren desarrollar proyectos de vida dignos y sostenibles. Sin embargo debemos esforzarnos para empezar el retorno en donde se pueda garantizar la seguridad mediante un acuerdo de convivencia con las fuerzas vivas locales. En la alti-llanura de los departamentos del Meta y Vichada es posible crear un gran centro pionero, veamos porque:

El centro experimental Las Gaviotas está probando hace mucho que la ciudad y el campo se complementan y estimulan mutuamente: Cuenta con un desarrollo agro-químico-pecuario de mas de 6.000 hectáreas en la alti-llanura del Vichada próxima al Meta complementado con una fábrica de maquinaria y procesos pos-cosecha en las faldas del cerro Guadalupe en Bogotá. Su Director Paolo Lugari afirma que han desarrollado una tecnología probada que les permite proponer crear 2 millones de puestos de trabajo en los 6 millones de hectáreas de alti-llanura que son propiedad de la Nación.

De unas 200 mil familias de Víctimas ubicadas en Bogotá y Villavicencio tal vez 40 mil puedan estar interesadas en la propuesta de Las Gaviotas. A un promedio de 4 por familia 160 mil Personas pueden crear 8 nuevos municipios en el Meta y el Vichada de 20 mil habitantes cada uno. Con un promedio de 20 hectáreas por familia serían necesarias 800 mil hectáreas de los 6 millones de alti-llanura. El gobierno nacional puede aportar la propiedad a una Gran Empresa agropecuaria e industrial de capital mixto en la que participen: la alcaldía de Bogotá, las Gobernaciones de Meta y Vichada y las familias que retornen. Las familias aportarían lo que les corresponda por restitución y reparación y a cambio recibirían vivienda dotada, 2 sitios de trabajo por familia y los servicios de salud, educación y demás que se requieran. Los sitios de trabajo pueden ser, de acuerdo a las preferencias de cada familia, fincas dotadas con las instalaciones, animales y cultivos de acuerdo a paquetes tecnológicos recomendados y con el respaldo de la Gran Empresa para obtener continuamente los insumos necesarios y distribuir la producción; o si prefieren asociarse en haciendas comunitarias con “patios” familiares también anudados a la Gran Empresa o simplemente empleos dignos en la Gran Empresa. A la tecnología probada de Las Gaviotas podemos sumarle la que desarrolló la Empresa Brasilera de Pesquisa Agropecuaria (EMBRAPA).

La Gran Empresa se encargaría de construir los Pueblos y sitios productivos con el trabajo asalariado temporal de las Víctimas que quieran sus fincas o sus haciendas y con el trabajo permanente de los que prefieran un empleo. Se requeriría vincular a cientos de Profesionales que tendrían la oportunidad de trabajar en la creación de centros de vivienda y producción y asistiendo la operación. Los nuevos municipios debieran nacer con un nivel de satisfacción de los derechos humanos como el de Bogotá con los avances previstos en la Alcaldía de Gustavo Petro. Iniciaríamos convocando a los Desplazados de Bogotá y Villavicencio y organizando a los interesados, consultando al Gobierno Nacional, la Alcaldía y las Gobernaciones, pedir el acompañamiento de la gente de Las Gaviotas, de los Diplomáticos brasileños que corresponda, de investigadores académicos, de potenciales Clientes y Proveedores nacionales y extranjeros, con el fin de preparar técnicamente el Proyecto, haciendo los estudios que se requieran para poder establecer la viabilidad y la programación. Voluntad política de los gobernantes, acuerdos con las fuerzas vivas de la zona y a trabajar con entusiasmo.

Conclusión.

Se presenta una gran oportunidad de aplicar políticas económicas progresistas para facilitar la Paz en Colombia. Como la alti-llanura de los llanos orientales es en su gran mayoría propiedad de la nación colombiana podríamos empezar allí una gran explotación agropecuaria sin tener que resolver primero lo atinente a la tenencia de la tierra. Se pueden potenciar los planes de infraestructura vial, férrea y fluvial incluidos en los planes del gobierno nacional, de las Alcaldías y de las Gobernaciones involucradas, integrándose como Ciudades-Regiones, habida cuenta de los ingresos ciertos que se van a obtener, lo cual puede apalancar la consecución de préstamos en moneda nacional por emisiones del Banco de la república, anticipos y prestamos de socios extranjeros estratégicos. Tenemos lo mas valioso: la gente trabajadora y las tierras.


domingo, 11 de diciembre de 2011

Propuestas para el desarrollo eco-turístico complementario a los parques nacionales naturales (PNN) Tayrona y Sierra Nevada de Santa Marta.

Introducción.

La zona propuesta para el desarrollo es conocida como bio-zona Guachaca IV.1i que corresponde mas o menos a una franja de 1,5 Km de ancho en promedio, por 25 Km de largo, ubicada al norte de la carretera que conduce de Santa Marta a Riohacha entre los PNNs enunciados. Comprende los poblados de Guachaca, Buritaca, Cabañas de Buritaca, algunos poblados menores, cabañas de artesanos y pescadores, algunos hoteles tipo Resort y Haciendas que tumbaron la selva húmeda tropical y desecaron buena parte de los humedales para sembrar banano que no les dio resultado por la pobreza de los suelo por lo que han reemplazado casi todos esos cultivos por potreros lo que está ocasionando la erosión acelerada observándose ya amplios espacios desprovistos de vegetación. Los científicos de la biología consideraban esa zona, la única selva húmeda tropical baja que había al norte de la Sierra, crucial por el aporte de biodiversidad a la Sierra. La recuperación de esa selva y de esos humedales debe ser el eje central de este desarrollo eco-turístico.

Pero no se trata de abandonar la zona para que la madre naturaleza la restaure en unos cuantos miles de años sino comprender que por ser ese reducido espacio receptor de la mayor cantidad de agua dulce producida por la Sierra y de la sedimentación natural que conlleva se crearon las condiciones para el surgimiento o traslado de flora y fauna exigente en esos requerimientos, afortunadamente registrados en las investigaciones logradas antes del grave deterioro actual. Así que podemos diseñar y construir aceleradamente un nuevo hábitat para lograr que las especies erradicadas puedan retornar o renacer porque se ha probado que la diversidad vegetal muchas veces queda latente en los residuos del suelo que han perdido la humedad y el sustrato adecuados, como bien lo descubrieron los investigadores de “Las Gaviotas” en la orinoquía colombiana.ii

Al respecto proponemos recuperar lo humedales y la selva de forma tal que conformen un conjunto de islas, lagos y canales que sirvan tanto para la preservación como para la contemplación impidiendo el uso de motores que no sean eléctricos, la cacería y la pesca indiscriminada . Los humedales y la selva volverán a ocupar mas del 60% del área para que en el resto hagamos los sitios de hospedaje y recreación armónica con la naturaleza para los esperados millones de visitantes, que según estudios realistas, desean conocer las interesantes culturas milenariasiii cercanas a esta zona, las bellezas naturales extraordinariasiv y los tesoros de biodiversidad, ojalá recuperados y accesibles para su observación.

Esquema basado en un mapa de maps.Google.com

Como podemos lograrlo.

La ciudad de Santa Marta hace tiempos es consciente que “lo tiene todo” pero desafortunadamente ese inmenso potencial se ha visto degradado por dejar su desarrollo al azar del ánimo de lucro, tristemente combinado con mucha violencia. Lo primero es pedirle al nuevo Alcalde Carlos Caicedo ejerza ese probado liderazgo con responsabilidad social que ejerció en la rectoría de la Universidad del Magdalena, para que un pequeño porcentaje del municipio, 1,56% de los 2.394 Km2, sea declarado área de interés y se adelante el procesos de adquisición de la zona, respetando los derechos de las comunidades y los terratenientes quienes debieran ser los primeros socios estratégicos del Proyecto.

Necesitamos socios nacionales y extranjeros que puedan invertir unos 600 millones de dólares de EUA, mucho menos de lo que se puede estimar de valor de los recursos disponibles, para lo cual podemos usar la figura jurídica de tiempo compartidov garantizando la propiedad de parte de los eco-Hoteles así: La Alcaldía de la ciudad de Santa Marta, representado sus habitantes y en especial a las comunidades de la zona, tendrá el 60% de la propiedad de los futuros eco-Hoteles, con total de 20 mil camas y 10 mil sitios para acampar, y el otro 40%, 8 mil camas, se venderá como unidades de tiempo compartido para que multiplicado por las 52 semanas del año de un total de 208 mil unidades de dos camas cada una, una semana al año, a un precio muy competitivovi de 3.000 dólares de EUA por unidad, suma 624 millones de dolares de EUA.

Esquema de una sección de 1 Km

Necesitamos ese dinero para construir los eco-Hoteles, 20 mil camas promedio 10 Mts2 por cama y 4 millones de pesos colombianos Mt2 de Hotel*** llave en mano, incluyendo la infraestructura complementaria y la dotación, a $1.900 pesos por dólar nos da menos de 422 millones de dólares. Nos quedan 202 millones de dólares para recuperar los humedales y las selvas de acuerdo a un diseño que proteja la fauna y la flora posibilitando la contemplación, crear 50 Fincas agro-ecológicas de 12 hectáreas cada una, con sus pequeñas Aldeas para agricultores, artesanos y pescadores que ofrezcan una gran variedad de alimentos orgánicos y de hermosos trabajos manuales a los visitantes y a las comunidades locales y para que en el extremos occidental de la franja construyamos una escuela de hospedaje y alimentación ecológica, “Centro de Eco-Hotelería y Turismo del SENA”vii, y en el Extremo oriental la sede para un Departamento de Ciencia Biológicas de la Universidad del Magdalenaviii, con un gran vivero, estación piscicultora de agua dulce y de mar, y zoo-criaderos para el repoblamiento de las selvas y las aguas y para promover su cría entre los campesinos.

La construcción del acueducto se facilita por la calidad de las aguas de los ríosix (Don Diego, Buritaca, Guachaca, Mendihuaca, etc.) potabilizando en el sitio lo que se requiera con posibilidad de aliviar también los requerimientos urbanos de Santa Marta por mucho tiempo con el uso de solo una mínima parte del agua que se vierte al mar. Las aguas servidas deben ser totalmente tratadas y sus residuos sólidos y líquidos, una vez libres de agentes patógenos, deben servir de abono y riego. Los residuos sólidos deben también ser reciclados ejemplarmente, incinerando lo poco que no se pueda como los desechos hospitalarios porque debemos construir una Clínica adecuada para garantizar la salud. Los plásticos deben convertirse en pequeños puentes, senderos, muelles, materiales de construcción, embarcaciones etc.

Los ríos recuperarían sus deltas y sus humedales

La energía eléctrica puede ser producida localmente mediante 1 o 2 torres eólicas que pueden estar integradas a un Hotel de 100 Mts de altura, unos 30 pisos, que les sirve de estructura básica y que se eleven sobre este otros 50 Mts para que los rotores de 80 Mts de diámetro giren sobre un eje a 150 Mts de altura en donde se pueda obtener la velocidad de 8 Mts por segundo mínimo para un óptimo rendimiento. La regulación de la tensión se puede garantizar integrándose a la red eléctrica nacional como lo hace el Parque Eólico Jepirachi en la alta Guajira. En la parte de atrás del eje del rotor se puede hacer un observatorio, con ascensor y telescopios, que permita admirar los picos nevados y buena parte de las cuencas de los ríos.

La única vía vehicular será una avenida de doble carril que se desprenderá con un paso elevado de la carretera en la parte occidental de la zona y continúa paralela a 250 Mts del mar hasta volverse a unir a la carretera en el costado oriental con otro paso elevado. En los ríos se construirán puentes colgantes de luz amplia que respete la ronda natural. A lado y lado de la avenida se construirán los eco-Hoteles intercalados con Fincas agro-ecológicas con sus pequeñas aldeas de campesinos, artesanos y pescadores. Deberán haber Malocas especiales para que los Indígenas puedan pernoctar cuando pasen a hacer sus visitas y pagamentosx.


iDistrito Guachaca (IV.1)
Se trata de una zona de selvas húmedas bajas que se extienden por el flanco norte de la Sierra Nevada, la cual parece haber correspondido a un antiguo refugio pleistocénico que permaneció húmedo durante todo este período evolutivo. Esto explica en gran parte la particularidad de la biota de la Sierra en términos de subespeciación.” página 17 del libro “PLAN DE MANEJO 2005-2009 PARQUE NACIONAL NATURAL TAYRONA” publicado por : PARQUES NACIONALES NATURALES DE COLOMBIA DIRECCIÓN TERRITORIAL CARIBE Santa Marta (Magdalena) SUBDIRECCIÓN TÉCNICA en 2005.
ii“...Plantación de un bosque sustentable multipropósito con tecnologías no convencionales de 8.000.000 (ocho millones) de Pinos Tropicales de la especie Caribaea- Var. Hondurensis, usando micorrizas, con semillas traídas de la selva tropical de la mosquitia, que se encuentra entre Honduras y Nicaragua, dando como resultado algo impresionante: El renacimiento de más de 250 especies nativas del trópico húmedo, incrementando de esta manera sustancialmente su biodiversidad y los volúmenes de biomasa...” ver documento “ALGUNAS REALIZACIONES DEL CENTRO EXPERIMENTAL LAS GAVIOTAS” en: http://www.centrolasgaviotas.org/docs/Realizaciones.pdf
iiiLas culturas indígenas Tayrona en la Sierra Nevada de Santa Marta (ver: http://es.wikipedia.org/wiki/Cultura_Tayrona ) y Wayúu en la vecina Guajira (ver: http://es.wikipedia.org/wiki/Pueblo_wayúu ) cada vez causan mas admiración e interés entre los Turistas nacionales y extranjeros.
vEl Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación (ICONTEC) publicó la Norma técnica NTS-TC 001 “ESQUEMAS DE TIEMPO COMPARTIDO TURÍSTICO Y MULTIPROPIEDAD. REQUISITOS DEL SERVICIO DE COMERCIALIZACIÓN”. La pueden bajar de mis documentos google con este enlace: http://bit.ly/vcUXAl
vii Ver blog del Centro nacional de Hoteleria y Turismo del SENA en: http://hoteleriaturismoyalimentos.blogspot.com/
ixLos ríos que corren hacia el norte de la Sierra nevada de Santa marta son los mas caudalosos. Ver el Anexo 1 del libro de JOAQUÍN VILORIA DE LA HOZSIERRA NEVADA DE SANTA MARTA: ECONOMÍA DE SUS RECURSOS NATURALES”publicado por: Banco de la República, Cartagena de Indias, en 2005
xiEn Facebook se creó este grupo para defender el PNN Tayrona de los que pretendían convertirlo en un Hotel de 7 estrellas para el disfrute de una élite acaudalada. A raíz de los debates amplios que se dieron se vio la necesidad de proteger los alrededores del parque, planificar cuidadosamente su futuro y resolver la satisfacción de la creciente demanda que puede elevarse drásticamente si los colombianos alcanzamos la tan anhelada Paz Justa. Una compilación de lo que mas me gustó en la nota: http://www.facebook.com/note.php?note_id=304231752929131

sábado, 3 de diciembre de 2011

Colombianos, llegó la hora de negociar para conseguir la Paz con Justicia social


Las Víctimas vamos a negociar no porque confiemos en los terratenientes, la oligarquía o su gobierno, vamos a negociar porque contamos con la fuerza de nuestra resistencia civil mas la fuerza que nos da el respaldo de la mayoría del pueblo y el que dice brindarnos la resistencia armada al declarar reiteradamente que la restitución y la reparación de las Víctimas conducirían a la Paz. Sin embargo por formidables que sean estas fuerzas sabemos que no son suficientes porque el objetivo de esta guerra contra el Pueblo rural es apoderarse del “capital originario” como nos relató Carlos Marx que hicieron unos pocos con las tierras de la Gran Bretaña.

Vamos a negociar además porque con nuestro esfuerzo, con el esfuerzo del trabajo de siglos del Pueblo rural hemos logrado adecuar para la producción agropecuaria 52 millones de hectáreas de nuestra Colombia, mas del doble de toda esa inmensa isla que es la Gran Bretaña. Solo 5 millones escasos están produciendo agricultura y en el resto viven precariamente 28 millones de reses que si estuvieran bien atendidas cabrían, con su alimento balanceado, en 3 millones de hectáreas. Entonces vemos muy posible lograr un acuerdo que colme la ambición de nuestros enemigos pero que también logre la justicia que nunca ha existido en este País para con las comunidades trabajadoras del campo. Hay tierra suficiente no solo para hacer una reforma agraria que beneficie a todos los colombianos con vocación de producir alimentos según nuestra tradición y los avances agro-ecológicos, sino también para que los actuales latifundistas de papel dudoso, porque casi que ni pueden visitar sus “tierras”, se asocien con los poseedores de los grandes capitales nacionales interesados en industrializar buena parte de la producción agropecuaria y minera, eso si cuidando no impactar en forma inaceptable el medio ambiente.

Negociemos, le pedimos a la Insurgencia, a las fuerzas Paramilitares y a las Fuerzas Armadas legales que acuerden un alto al fuego que pueda ser verificado y controlado, tal vez con la ayuda de los compatriotas latinoamericanos y caribeños, con el fin de que nos permitan reunirnos y organizarnos, sin riesgo de nuestras vidas y de nuestra libertad, elegir nuestros voceros para negociar con los Terratenientes con la mediación y el arbitrio del Gobierno. Sugerimos que la Insurgencia nombre unos voceros que se sumen a los nuestros en la negociación y que los Paramilitares, incluidos los que trabajan infiltrados en las Fuerzas Armadas legales, nombren unos voceros que se sumen a los de los Terratenientes.

Vamos a negociar, es lo que quiere el Pueblo colombiano y sabemos que alegraría muchísimo al Pueblo latinoamericano y caribeño. Vamos a negociar porque es la forma mas expedita de superar la barbarie que tiene semi-paralizadas nuestras fuerzas productivas, que tienen sumidos en la pobreza y en la miseria a la mayoría de los colombianos y al resto padeciendo la incertidumbre y la angustia de convivir en un País violento e injusto que no ha sabido aprovechar su gran potencial de recursos, envidiables para cualquier otro País.

Estamos dispuestos a perdonar a nuestros Victimarios aunque vemos necesario que se conozca la verdad, que se repare adecuadamente a las Víctimas o a sus descendientes, que se aplique justicia a los Victimarios y se garantice la no repetición. Creemos posible que los responsables de estos delitos puedan pagar sus condenas en sus sitios de vivienda y trabajo, con el control suficiente para tranquilidad de la sociedad y de ser necesario con tratamientos para que superen los problemas de salud mental que facilitaron su actividad antisocial o derivaron de esta.

¡Vamos a negociar!

martes, 15 de noviembre de 2011

Tregua general para que el Pueblo pueda negociar


Los dirigentes políticos colombianos, aún los que expresan las mejores intenciones, siguen errando en la búsqueda de la paz en Colombia. Gustavo Petro recién elegido Alcalde de Bogotá se equivocó al considerar “suicida” la lucha de la Insurgencia y afirmar en forma simplista que se hacen daño y le causan daño al País. Petro debe recordar que a pesar de su corta vida guerrillera asumió el riesgo mortal por defender lo que consideraba una lucha justa y que la mayoría de las causas que hicieron surgir al M19 persisten hoy mucho mas acentuadas, la riqueza se concentra en una ínfima minoría de los colombianos condenando a la pobreza a la mayoría, y se sigue sometiendo a las comunidades rurales a los peores sufrimientos de terror, despojo y desarraigo, un etnocidio cínicamente calculado, para apoderarse de los suelos desmontados y conseguir mano de obra no calificada. La constitución de 1991 creó en teoría un estado social de derechos, el nuevo Alcalde ha generado grandes expectativas con su promesa de acelerar su implementación.

Difícil encontrar en Colombia mayor entrega por los que sufren y compromiso en la búsqueda de la Paz que la demostrada por Piedad Córdoba. Con el grupo de “Colombianos por la Paz” han desplegado admirables energías con resultados contundentes en la liberación de prisioneros de guerra y rehenes políticos de manos de las Farc, y sin embargo han caído en la trampa de concentrarse en actividades marginales a la búsqueda de la paz, hasta estrellarse con el desprecio de la Oligarquía por sus combatientes de bajo rango y sin intereses internacionales de por medio. Pero, ¡Y qué de las comunidades rurales que soportan día a día la guerra degradada! ¡Qué de los millones de desplazados y demás Víctimas sumidas en el desarraigo! ¡De los huérfanos y viudas abandonados! ¡De las niñas obligadas a prostituirse para calmar el hambre de la madre y los hermanitos! ¡De los desesperanzados que caen en las garras de la delincuencia o de la drogadicción!

Iván Cepeda supo superar el dolor por el magnicidio de su Padre para abogar por las Víctimas logrando con el MOVICE aglutinar a la mayoría de las organización de derechos humanos y así producir el inventario mas completo y detallado de nuestra tragedia nacional, en compañía de valerosos colectivos de abogados adelanta procesos nacionales e internacionales en titánica tarea que empieza a rendir frutos pero que no pasan de ser pequeños logros ante la dimensión de la injusticia. Unidos con liberales de avanzada lograron por fin mover a la mayoría de la fuerzas políticas para aprobar una ley para la restitución de las tierras y la reparación de las Víctimas que, a pesar de las restricciones presupuestales, es la primera muestra de buena voluntad de las fuerzas políticas dominantes para reparar el gran daño causado.

Y tantos otros, mujeres y hombres de buena voluntad se esfuerzan cada día. Todos hemos fracasado hasta ahora porque el Pueblo ha estado sumido en la lucha por la supervivencia y los pocos que logran superarla caen en el consumismo y el arribismo, alienados por el aparato de inducción masiva construido por la plutocracia mediática mundial. El Pueblo no ha participado lo suficiente o por que no lo hemos sabido convocar o por que está sometido primero al terror, luego a la alienación y si protestan a la represión.

Las Farc afirman en el 2º comunicado después de la muerte en combate de Alfonso Cano: “Cualquier intento de desmovilizar la lucha popular sin la concertación de soluciones que erradiquen sus causas estará llamado al fracaso. No puede haber paz con represión y hambre. ... nos comprometemos a persistir en la búsqueda de la solución política hasta alcanzar una paz democrática con dignidad y justicia social.” Respuesta digna a la amenaza del Presidente Santos de que: “... solo les espera una cárcel o una tumba” envalentonado por el interesado “respaldo” de las fuerzas imperiales con la mas avanzada tecnología de guerra convencional y la demente degradación aprendida en la escuela de las américas, la práctica genocida en el oriente medio y los aparatos de inteligencia israelíes. Mas de medio millón de colombianos obligados a servir como carne de cañón por la ambición de la Plutocracia mundial. Increíble el heroísmo de la Insurgencia que ha logrado empantanar a este inmenso ejército impidiendo la intervención en los países vecinos planteada en el Congreso de EUA cuando nos impusieron el “Plan Colombia” ¡del que pagamos mas del 90%!, aunque los paramilitares y el narcotráfico asociado ya están sembrando el terror en Venezuela y Centroamérica.

Pero renace la esperanza, hay que reconocer que el Presidente Santos muestra fastidio con los excesos de su antecesor y la decadencia de los gringos, parece entender que por el camino de la sumisión ni ellos como privilegiados locales van a lograr vivir en Paz y progresar, por lo menos a permitido que las comunidades rurales convocadas por las vanguardias indígenas y de la zona de reserva campesina del valle del río Cimitarra reúnan a decenas de miles de líderes populares con Académicos, estudiantes y pobladores urbanos avanzando en el estudio de los problemas y empezando a formular soluciones. Santos muestra interés en reparar a la Víctimas y restituir las tierras y a diferencia de Uribe no reprimió violentamente las marchas de los estudiantes y profesores aviniéndose a concertar con ellos un nuevo modelo de educación superior. El Vicepresidente Angelino Garzón ha respaldado las luchas de los trabajadores ante el asombro de las fuerzas dominantes y la incredulidad de la izquierda radical. Aunque desconfiemos de las buenas intenciones de Santos debemos continuar apoyando estas dinámicas para converger en una gran movilización nacional por la Paz negociada con Justicia en la satisfacción de los derechos.

Esta acumulación de fuerzas populares nos permitirá pedir enérgicamente al gobierno de Juan Manuel Santos que convoque una tregua general de las Fuerzas Armadas oficiales, la Insurgencia y los Paramilitares para que en un ambiente verificado de Cese de Fuegos las comunidades rurales y urbanas puedan reunirse, elaborar propuestas y designar voceros para que se reúnan con el gobierno y los actores armados a fin de concertar una solución que abra espacios de vida y progreso parar todos. Siendo magnánimos con los autores de los crímenes de guerra y de lesa humanidad, lograremos procesos de rehabilitación y pago de sus deudas con la humanidad trabajando y viviendo junto a sus seres queridos, si es posible, debidamente tratados y controlados. Porque solo una solución política concertada puede resolver las grandes injusticias represadas ya que por la vía jurisdiccional moriríamos antes de vislumbrarlo. Es hora ya de superar la dependencia y el atraso político para ser la Patria libre y soberana donde brille la justicia social y así poder aportar a la humanidad a superar el límite de la supervivencia de la vida en el planeta al que hemos llegado.

¡Solo el Pueblo salva al Pueblo!”

Marcha por la educación superior, Bogotá 10 de noviembre de 2011 

Paro de los trabajadores tercerizados de Pacific Rubieles, Puerto Gaitán, Meta 2011 

Encuentro por la Paz, Barrancabermeja 14 de agosto de 2011

martes, 11 de octubre de 2011

Las próximas elecciones en Bogotá pueden definir el rumbo de Colombia


Los gobiernos mas o menos progresistas que ha tenido Bogotá desde finales del siglo pasado han logrado volver a la Capital una ciudad diferente en 2 sentidos: La disminución de la pobreza real a menos del 30% versus una media nacional sin Bogotá mayor del 60%, y la disminución de las muertes violentas por debajo de 25 frente a una media nacional sin Bogotá superior a 70 muertes anuales por 100.000 habitantes. Esto se logró por la independencia de los Alcaldes de las maquinarias políticas tradicionales, con base al “voto de opinión” de sus ciudadanos, pero lamentablemente una corrupción de nuevo tipo, “el carrusel de la contratación”, generó una crisis en las grandes obras de la ciudad ocasionando caos en la movilidad, porque al parecer el último Alcalde elegido traicionó a sus electores. El Alcalde y su hermano que es Senador de la República fueron suspendidos de sus cargos y están siendo juzgados.

Miembros del partido unificado de la izquierda Polo Democrático Alternativo (PDA), al que pertenecía el Alcalde cuestionado, hicieron algo que la ciudadanía les está reconociendo, no solo fueron de los primeros en denunciar a quien habían ayudado a elegir sino que, en contra de las mayorías de su partido quienes se negaron a actuar, nombraron una comisión que realizó una investigación con base en la cual los organismos competentes suspendieron e iniciaron el juicio de los sospechosos. Lamentablemente eso ocasionó la división del partido y el retiro de los acusadores conformándose un nuevo Movimiento llamado Progresistas que esta aglutinando además a muchos ciudadanos independientes y de otros partidos. Gustavo Petro, el anterior candidato a la presidencia seleccionado en elecciones primarias por el PDA, fue proclamado su candidato a la Alcaldía y está disputando con buena opción las elecciones para elegir el nuevo Alcalde.

La reacción, huérfana de Bogotá el botín mayor, se ha concentrado en despojar al pueblo rural sometiéndolo a la mas cruel de las guerras sin ningún respeto por el DIH y en alianza con los EUA, campeón contemporáneo de la barbarie imperialista, logrando acumular títulos fraudulentos de la mayoría de las tierras productivas, las cuales tenían previsto entregar en usufructo a sus socios, ¿o patrones?, como lo expuso claramente el entonces Presidente de Colombia Alvaro Uribe Velez cuando a comienzos del 2008 se presentó en Miami y New York a ofrecer públicamente 44 millones de hectáreas, mas del 80% de las tierras agropecuarias del País, para que EUA solucionara sus problema energético con agrocombustibles. Pero, como les falló la aniquilación de la Insurgencia y el etnocidio de las comunidades rurales, cuando los agro-negociantes imperiales fueron a visitar los inmensos latifundios que pretenden convertir en cultivos gigantes de soya trasgénica y monocultivo de palma africana, la resistencia civil y armada les demostró que por esa vía les resultaría imposible lograrlo. En 20 años solo han logrado sembrar el 1% del potencial.

Las desgracias de la ultra-derecha se agudizaron cuando la justicia colombiana, en una actitud ética que está sorprendiendo al mundo, envió a la cárcel a decenas de parlamentarios, ex-jefes de inteligencia, militares, ex-ministros y terratenientes, acusados de asociación para delinquir con los paramilitares que les hacían el trabajo sucio contra el pueblo rural pero además coaccionaban a los habitantes de los pueblos a votar por sus amigos o simplemente luego de dominar los poderes públicos locales organizaban fraudes electorales en forma tan descarada que en algunos sitios todos los ciudadanos inscritos aparecían votando por sus candidatos incluida la primera elección y la re-elección de Alvaro Uribe Velez a la Presidencia de la República.

Menciono las andanzas del Sr. Alvaro Uribe y sus amigos porque este personaje está utilizando lo que le resta de poder político y económico tratando de acabar con la independencia política de Bogotá. El ex-presidente primero intentó ser el candidato del partido del Presidente Santos, a donde aterrizo luego de que su propio partido se desintegró por que la mayoría de sus líderes fueron a parar a la cárcel por “parapolíticos”, y luego consiguió dividir al partido verde con la promesa que le hizo a su candidato a la Alcaldía Enrique Peñalosa de apoyarlo con su maquinaria política. Antes del zarpazo de Uribe Bogotá se preparaba para una elección de buen nivel cívico con candidatos, incluido Peñalosa, de alta reputación ética y hasta los mas jóvenes mostraban una buena trayectoria.

A Peñalosa se le criticaba por su “cuna de oro” ya que disfrutó de la mieles de la diplomacia desde que nació en Washington D.C., estudió y trabajó en EUA porque su padre estaba en exilio dorado representando a Colombia en la ONU, luego de desgastarse como ministro de agricultura del Presidente Carlos Lleras Restrepo (1966-1970), intentando titular tierras baldías a Víctimas del despojo de la violencia (1946-1958), resultando perseguido por los terratenientes que le armaron varios escándalos. La pasada Alcaldía de Peñalosa fue buena en la construcción de grandes obras pero demostró poca sensibilidad social, por ej. persiguiendo a los vendedores ambulantes porque “afeaban” su anhelo de ciudad, además tiene reconocimiento internacional como planificador urbano y supo aprovechar muy bien el sistema solo-bus perfeccionado en Curitiba (Brasil) al que hizo algunas innovaciones afortunadas, logrando vender su diseño a muchas ciudades del mundo.

No es claro el porque de su obsesión de volver a ser Alcalde hasta llegar a sacrificar el Partido Verde que ayudó a formar porque los reconocidos “éticos” como el ex-Alcalde Mockus se retiraron del partido imposibilitados de cohonestar la alianza de Peñalosa con Uribe a quien acusaron de ser por lo menos responsable político por los crímenes de guerra y de lesa humanidad por los que la mayoría de su circulo de poder están hoy presos o prófugos. Si Uribe no lo está se debe a que en Colombia los actos de los Presidentes los Juzga una comisión de la Cámara de Representantes que nunca a proferido una condena, sin embargo ya se le están iniciando varios procesos en los estrados internacionales, en aplicación de la nueva protección jurídica a los DH.

Una elección tranquila con matices que giraban en torno al mayor o menor compromiso con los mas pobres y a la capacidad de gestión se ha polarizado por este craso error de Peñalosa. Enturbió la campaña con tácticas como aplicar “rumorología”, pautas en estribillo repetitivo, promesas simplistas y demás técnicas alienantes acostumbradas por un costoso asesor extranjero, a mas de que Uribe se esfuerza en mover la clientela que creó con un programa asistencial llamado “Familias en acción” que entregaba mínimas ayudas para los hijos de los mas pobres de la ciudad y probablemente aportando gran cantidad de financiación oculta. A Uribe le aterra terminar de perder el poder político porque podría ser el primer Presidente condenado por la comisión de “absoluciones” de la Cámara o por la justicia internacional. Además quiere seguir presionando al Presidente Santos para impedir que de un giro Progresista a su gobierno.

¿El heredero del multi-centenario poder oligárquico dando un giro Progresista? Sí, porque coincide una etapa de fracaso económico del neoliberalismo, con la decadencia del imperio y con el alto nivel de consciencia que están logrando las fuerzas políticas de centro-izquierda y los movimientos populares que les permite proponer un buen negocio a Oligarcas y Terratenientes, un “todos ganan” estilo chino, que además involucraría a China y demás potencias emergentes. Santos no es tonto, solo parece, y ya se olió que como neo-liberal y cliente de EUA no va a trascender y si algo lo distingue es su deseo de hacer historia, ¡y puede hacerla¡ ya que se le está sirviendo en bandeja de plata una oportunidad como la que tuvo Roostvelt en EUA en los años 30. Santos sabe que debe desprenderse el lastre de los neo-terratenientes, bautizados en sangre, liderados por Uribe pero teme que se potencie su poder regional si logran acceder a las Alcaldías de las grandes ciudades.

Petro ha sabido rodearse de un gran grupo de intelectuales, comprometidos con las causas de los bogotanos mas pobres, con los cuales ha confeccionado, casi que bordado, un programa sorprendente por sus alcances del que sus contrincantes solo atinan en calificar de irrealizable pero que sin embargo se basa en serios sustentos económicos dada la alta probabilidad que tiene el País de recuperarse de la negra etapa neo-liberal con políticas progresistas, como lo están logrado Brasil y Argentina.

La salud y la educación como derechos de calidad equiparable a la de los mas pudientes, con pre-escolar y universidad para los que hoy no lo tienen, Integración de las empresas de servicios públicos emulando a la EPM de Medellín para fortalecerlas y lograr reducir las tarifas, reducción a la tercera parte de los costos de las nuevas troncales del Trasmilenio, reemplazando el concreto por pavimento reforzado y restringiendo las obras a lo indispensable, para tener con que construir la primera etapa del Metro. Financiación por leasing, interesante para los fondos de pensiones en esta época de incertidumbre inversionista, de la construcción de los colegios necesarios para que la jornada de estudio público sea similar a la de los colegios de los ricos, aumentando las actividades lúdicas logrando que los estudiantes aprendan con agrado y satisfacción.

Petro plantea la creación de un “banco de los pobres”, emulando al creado en la India con tanto éxito, para apoyar a los empresarios informales en especial al altísimo porcentaje de madres cabeza de familia. La parte ambiental se destaca mucho porque involucra la preparación de la ciudad al cambio climático respetando el agua, en lo que de antemano se ha ganado una gran batalla al impedir la urbanización de los humedales y reservas forestales del norte de la ciudad. Plantea acabar con la exclusión de los mas pobres, que en la actualidad son forzados a adquirir sus viviendas en las ciudades vecinas, densificando el centro ampliado de la ciudad que sufre un gran deterioro, respetando la permanencia de sus habitantes actuales, con la construcción de edificios y grandes zonas verdes de las que adolecen. Serán grandes centros residenciales de todos los niveles sociales para la gente trabajadora que se beneficiará por la cercanía a los centros de labor y emprendimiento aliviando en buena parte los problemas de movilidad; hay un largo etcétera que pueden encontrar en el programa “Bogotá Humana Ya” en: http://bit.ly/rdHOLu

Lamentablemente Peñalosa, tratando de asegurar sus extraña obsesión de ser Alcalde, ha acudido al “todo vale”.

¡Bogotanos, impidamos que los sanguinarios depredadores de los campesinos vengan de socios del Alcalde a desarrollar sus inhumanas ambiciones!

¡Vamos con Petro a construir la ciudad progresista que merecemos!

domingo, 9 de octubre de 2011

El pueblo continúa reuniéndose para buscar salidas a la grave crisis colombiana


Congreso de Tierras

El Congreso de Tierras, territorios y soberanías reunido en Cali del 30 de septiembre al 3 de octubre de 2011 acordó los siguientes mandatos que analizaré mas adelante: “



Consolidar la unidad del movimiento y las organizaciones populares para cuidar a la Madre Tierra, defender los territorios y consolidar la soberanía popular. El espíritu unitario y fraternal que nos ha acompañado en este Congreso, tendrá que converger en un gran Movimiento Social y Popular por la Tierra, el Territorio y la Soberanía. Un primer paso es la conformación de un espacio de coordinación de los procesos que nos sumamos a estos mandatos.
El segundo mandato general es cuidar la Madre Tierra y reconocerle sus derechos. Quien no cuida la Madre Tierra no la merece. Y no la merecen los que destruyen las fuentes de agua para explotar oro o petróleo. Este Congreso ha mandatado prohibir la gran minería y la explotación petrolera desaforada. En consecuencia, ha declarado no grata e ilegal la presencia en nuestros territorios de la Anglo Gold Ashanti, la BHP Billiton, Xtrata, Pacific Rubiales, Cosigo Resources, Smurfitt Kappa, Cemex, Medoro Resources, Grey Star (hoy Eco Oro Minerals Corp) y Unión Fenosa, por su participación directa en agresiones a las comunidades y territorios, y su atentado sistemático a la soberanía nacional. Les notificamos que acudiendo al derecho ancestral de indígenas y afrodescendientes, a los derechos de los pueblos y de la Madre Tierra, al derecho a la vida y paz, y a las normas constitucionales y del derecho internacional de los derechos humanos, realizaremos las acciones que correspondan para impedir su presencia, para que salgan del país y sean sancionados.
El tercer mandato es realizar –como organizaciones sociales populares— todas las acciones políticas civiles para construir un camino hacia la solución política del conflicto armado. La guerra en nuestros territorios altera profundamente la armonía de las comunidades y de la naturaleza, y no es posible esperar mejoras en los derechos humanos si el conflicto continúa. El derecho a la paz solo se cumplirá si la realizamos nosotros y nosotras mismas con la resistencia a la guerra, la exigencia a los actores armados para que respeten el derecho humanitario —en especial la oposición a que el cuerpo de las mujeres sea utilizado como botín de guerra—, y las acciones directas de desmilitarización de nuestros territorios. El pueblo colombiano y todas sus expresiones sociales adoptaremos una agenda de diálogos nacional y regionales en el Congreso Nacional de Paz que tendrá lugar el próximo año, al cual nos convocamos.
El cuarto mandato general es profundizar la liberación de la Madre Tierra y la realización participativa de la reforma agraria. No permitiremos que en el lugar de los grandes latifundios del narcotráfico y el paramilitarismo, que deben ser desmantelados, se instale el gran latifundio de los conglomerados agroindustriales. Por el contrario, esas tierras –robadas en cientos de años a indígenas, campesinos y afrodescendientes— deben restituirse a nuestras comunidades. Ocuparemos pacíficamente lo que por historia y por derecho nos pertenece; y allí donde se puedan presentar diferencias sobre los derechos territoriales de cada pueblo o sector, acudiremos a los principios de la unidad y el respeto interétnico para resolverlas.
El quinto mandato general es constituir a las organizaciones sociales y comunidades como protectoras del agua. Desde el ejercicio del gobierno propio y autoridad, abordaremos el manejo, gestión y protección de las fuentes de agua, confrontando su privatización y degradación producto de la expansión de la frontera agropecuaria y minero-energética y el desarrollo de megaproyectos que amenazan su disponibilidad.
El sexto mandato general es construir una economía propia y articulada de los pueblos, no supeditada al mercado global, que garantice la soberanía y autonomía alimentarias y los saberes asociados a las semillas, las plantas y los alimentos. Vamos a fortalecer las prácticas de producción, transformación, intercambio y consumo culturalmente apropiadas, socialmente justas y en armonía con la vida; no utilizaremos ni permitiremos agrotóxicos y transgénicos; impediremos la presencia de los agrocombustibles, plantaciones forestales y otros monocultivos que amenazan nuestra soberanía territorial y alimentaria.
El séptimo mandato es realizar una reforma de territorial del país que contenga un ordenamiento territorial urbano popular democrático de las regiones reconociendo la diversidad y las diferencias tanto de pueblos que habitan al interior de los territorios urbanos, como entre las ciudades de Colombia.
El octavo mandato general es emprender todas las acciones necesarias hasta que los responsables intelectuales y materiales del exterminio contra nuestros pueblos sean juzgados. Recogemos las semillas de vida, memoria, verdad, justicia y reparación, sembradas por las luchadoras y luchadores populares en la defensa de la vida y de la Madre Tierra, y víctimas de este conflicto.
Los niños y niñas presentes en Congreso han aprobado un mandato adicional: debemos consolidar espacios para que deliberen y sus aportes sean tenidos en cuenta. El futuro del territorio está en peligro si no despertamos sus corazones y sus conciencias para que lo defiendan. Obedeciendo su palabra mayor, generaremos siempre los espacios donde los niños y niñas de nuestros pueblos puedan pensar y construir el país de sus sueños.”


Se reunieron 11.500 personas pertenecientes a comunidades indígenas, afrodescendientes, otros campesinos y algunos pobladores urbanos incluidos desplazados forzados y otras Víctimas del conflicto interno. Estas personas asumieron la vocería de sus comunidades y en general del pueblo colombiano de origen rural resumiendo en sus mandatos propuestas de solución a la crisis general que vive nuestro País por estar sometido al dominio de unas minorías nacionales aliadas del imperialismo que utilizan la fuerza militar del estado a sus fines además de fuerzas paramilitares y mercenarios mal llamados “contratistas civiles” enviados por el imperio bajo el mando directo del comando sur del ejército de EUA quienes ejercen capacitación y coordinación de la guerra contra-insurgente, la cual incluye el etnocidio de las comunidades rurales tradicionales para convertirlas en obreros no calificados en la ciudad, en las plantaciones industrializadas y las grandes explotaciones minero-energéticas que sueñan poseer.

Se trata de una lucha por la subsistencia que implica neutralizar a los enemigos que amenazan sus etnias y modos de producción en una confrontación mayoritariamente civil complementada, en contra de la voluntad de muchos, por una Insurgencia que agrupa a minorías rurales disciplinadas, potenciadas por avezados intelectuales marxistas, que decidieron luchar con todas las armas posibles; si bien no han logrado aproximarse a la toma del poder nacional, ejercen poder local casi permanente en vastos territorios y han impedido a los usurpadores explotar lo apropiado, por los desmedidos costos de seguridad que implicaría y lo incierto de que tal inversión lograría sus propósitos, aunque no han dejado de intentarlo.

O sea que todos estamos perdiendo porque los pobladores urbanos desprendidos de sus raíces rurales no logran crear suficientes empresas industriales y de servicios, ante la semi-parálisis de la producción primaria, abocando a las grandes mayorías en las ciudades a la informalidad de la distribución ineficiente o a la producción de mínima escala, de tal manera que se va generando indigencia y delincuencia, resultando una pésima calidad de vida para la mayoría de la población.

Para que estos mandatos se pudieran cumplir a cabalidad sería necesario que en Colombia solo habitarán los alrededor de 15 millones de personas, a quienes les gustaría hoy hacer una vida tradicional en el campo, por que los otros 30 millones no tendrían las materias primas que se requieren para trabajar transformándolas, creando los servicios requeridos para poder financiar la producción, asegurarla, venderla en los mercados nacional e internacional, etc., ni podrían importar los productos y tecnologías para construir una economía mas prospera. Y no es que los demás no pudieran hacer vida rural tradicional, porque espacio habría de sobra sin necesidad de tumbar un árbol mas, pero es que simplemente no lo quieren hacer porque han aprendido otras formas de vida a las que están acostumbrados o luchan por construir.

Es necesario que cada grupo humano pueda realizar sus anhelos de forma sostenible, que asegure un buen futuro para la Madre Tierra y para nuestra descendencia, por lo cual las personas que están desarrollando actividades depredadoras del medio ambiente o del bienestar de las otras deben ser neutralizadas ofreciéndoles oportunidades para que puedan cambiar a una forma aceptable. Para lograrlo es necesario que las comunidades continúen definiendo la forma de vida de sus preferencias para que luego negociemos con los que detentan el poder como lograr una convivencia en Paz entre diferentes.

Por lo anterior propongo un alto al fuego simultaneo de la Insurgencia, los Paramilitares y las Fuerzas armadas oficiales, para que el pueblo y las minorías dominantes puedan lograr organizarse, prepararse y negociar un Acuerdo de Paz Justa que desate las fuerzas productivas de nuestro País, así, cada comunidad e individuo puedan prosperar en la realización de sus anhelos y contribuir significativamente con el resto de la humanidad que no haya sido tan afortunada como nosotros en disponer de recursos naturales.

Les sugiero leer la carta que al respecto dirigí a los actores del conflicto interno, especialmente a las Víctimas: http://bit.ly/q09QEQ 

domingo, 4 de septiembre de 2011

¿Quieren conocer la finca de la que nos desplazaron?


Mirolindo se llama porque desde una roca de 20 mt de altura se pueden divisar las 2 vertientes de la serranía de la Lindosa en cuya cima se encuentra la finca. Al occidente-norte se divisa el río Guayabero y el río Ariari y los llanos del departamento del Meta, la unión de estos 2 ríos forma el río Guaviare, que no se ve por la serranía, pero al oriente se le ve al Guaviare y sus múltiples lagunas con San José a 22 km de distancia, y hacia el sur la selva profunda que va hasta el Brasil y Bolivia.


La finca está en la cima pero como en la base de una silla de montar, siendo mas alta la cima a lado y lado, por lo que hay varios hontanares, cada uno de los cuales tiene manantiales que forman riachuelos que se recojen en 2 principales, uno de aguas rojizas que corre por el borde suroccidental y otro cristalino que pasa a 30 mt. de la casa principal y rodea la finca por el lado nororiental para unirse cerca de "la raja de la gorda", marcada en la foto, que es una formación rocosa donde tu das un paso y en medio de tus pies ves correr el riachuelo rojizo a 15 mt de profundidad poco antes de unirse al otro para formar el caño Mirolindo que tiene un pozo delicioso bajo el puente 500 mt abajo de la unión donde hacíamos los sancochos de gallina, nadábamos y hartábamos guarapo de maná de maíz y a veces chichas de pepas de ceje, chontaduro que los Guahibos llaman pipire, y maíz.

Finca Mirolindo, vereda las brisas, Puerto Arturo, San José del Guaviare

A izquierda y derecha de la imagen el terreno es mas alto, abajo y arriba es mas bajo. 


Las tierras fértiles no son mas del 30% y hay que dejar las franjas de montes de galería para proteger las aguas así que solo desmontamos un 15% y las de la mitad son sabanas naturales tan arenosas que hay que dejarlas intactas y sin vacas porque si no se erosionan y destapan la roca que se ve en un 5% de la finca en formaciones muy hermosas.

Logramos titularla a nombre de mi suegro y mío pero también vivieron allí 2 cuñados con sus esposas e hijos, 3 cuñadas y muchos amigos del Tolima mientras hacían sus propias fincas. Cuanto desplazado se aparecía por esas lejanías, así fuera Negro, Indígena o Campesino era hospedado, cosa que era muy sencilla porque lo que faltaba era gente para trabajar y monte adentro habían tierras para colonizar. Lo importante era tener pan coger y mi suegro se encargaba de dirigirnos para que nunca nos faltara yuca, plátano, tabena, ñame, arroz, maíz, frutas, verduras y carnecita de monte o pesca, tampoco faltaban las gallinas, los patos, piscos, uno que otro marrano, etc. y hasta cachamas llegamos a cultivar.

Con maderas rollizas seleccionadas, unas resistentes para enterrar, otras buenas para la cubierta y las vigas, esterilla de palma de ceje, también llamada mil pesos, para las paredes y sus hojas mas hojas de moriche para lo techos. Los pisos de tierra compactada, las camas, las mesas y las sillas con base de madera enterrada, travesaños y esterilla. Lo traído del pueblo eran los colchones, los toldillos, las ollas, los platos, los cubiertos y no podía faltar un buen radio que agarrara onda corta, linternas, anzuelos, pólvora y munición para las escopetas. La estufa de leña tenía una base de maderas fuertes sobre la cual se echaba un capa de tierra y se hacia una hornilla con pedazos de hojas de resorte de camión y barro que una vez cocido funcionaba muy bien.

Construimos la primera casa de techo de zinc, piso de cemento y madera aserrada 10 años después de que nos fundamos. Cuando nos desplazaron mi hija Liliana tenía 4 años y medio y mi hijo Rodrigo 2 y medio. Cuando Lili tenía 5 meses fuimos con mi esposa a unirnos a mis suegros y mis cuñados que estaban en el éxodo a San José del Guaviare en Diciembre de 1986, 22 mil campesino de Puerto Arturo y el Guayavero se tomaron un pueblo que no tenía mas de 30 mil habitantes y lograron que el gobierno de Virgilio Barco enviara a Carlos Ossa Escobar, quien era el director del Plan Nacional de Rehabilitación a negociar. Desde entonces le tengo un gran aprecio a Carlos porque fue un funcionario totalmente atípico que luchó por ayudarnos y fue así como conseguimos titular muchas fincas, créditos, puestos de salud, apoyo de la ONU con una procesadora de yuca y otros planes que no se pudieron concretar, ah y una carretera destapada de 30 km. que pasa a 2 km de Mirolindo.

Con esos créditos y con el aval de la finca titulada conseguimos las primeras y únicas vacas, hicimos una pequeña represa de 5 por 20 metros para acueducto y criaderos de cachamas, compramos motosierra y guadañadora, tejas de zinc y alambre de púas. Pero llegó la guerra y todos se perdió, muchos amigos y mi cuñado fueron asesinados. Las fosas denunciadas por Iván Cepeda y Piedad Córdoba en la Macarena y San José del Guaviare corresponden a muchos de los campesinos del éxodo de 1986. Acabaron con nuestras comunidades sin misericordia "para quitarle el agua al pez" empezaron en 1991 pero fue en el periodo de 2000 a 2008, con los planes Colombia, Patriota y Consolidación que arrasaron con todas las fincas.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Carta a los actores del conflicto armado, especialmente a las Víctimas


Bogotá, 29 de septiembre de 2011

Señores Campesinos, Indígenas, Afro-descendientes, Desplazados y demás Víctimas del conflicto interno.
Señores Terratenientes, sus Socios, Contratistas y Empleados
Señor Presidente de la república Juan Manuel Santos y demás miembros del Estado
Señor Alfonso Cano y demás miembros de las Farc
Señor Nicolás Rodríguez Bautista y demás miembros del ELN
Señor Obispo Julio César Vidal Ortiz y por su intermedio a los Señores Paramilitares

Compatriotas:

Un pequeño grupo de nacionales ambiciosos y sus socios o patrones extranjeros tratan de continuar apoderándose abusívamente de la mayor cantidad de recursos nacionales en el menor tiempo posible, agudizando la confrontación fratricida. No lo permitamos más.

Tenemos recursos de sobra para que todos los colombianos podamos vivir bien y en Paz. El pueblo rural tumbó monte y adecuó fincas ampliando la frontera agrícola a 52 millones de hectáreas (46% del país), tierras que están absolutamente mal explotadas. Esta base nos permitiría producir alimentación de gran variedad, nutritiva y saludable, para nosotros y para exportar otro tanto a nuestros vecinos, y sobrarían 38 millones de hectáreas donde podríamos producir cultivos gigantes de alimentos esenciales y biocombustibles para el consumo local, nacional y para exportar a los grandes consumidores. Sumado esto a una minería sostenible y dirigida por patriotas colombianos lograríamos desarrollar industrias y servicios complementarios, garantizando la prosperidad general y haciendo valiosos aportes a la humanidad.

Por eso vale la pena proponerles hacer una tregua simultánea en la lucha armada y suspender las actividades ilegales, adecuando al marco legal lo que sea posible como la minería. Los gobiernos de los países consumidores debieran comprar los narcóticos, asumiendo su responsabilidad en esta lucha, para poder ir desmontando los cultivos ilegales, que tanta tragedia nos causan, lo mas pronto posible.

La tregua debe durar el tiempo suficiente para que la negociación entre el pueblo rural, el Gobierno y las demás partícipes de la tenencia y la producción en el campo logren restablecer el derecho de uso de las tierras a los campesinos y a los agro-industriales dispuestos a trabajarla.

Esta negociación puede reflejar la intención de la ley de reparación de víctimas y restitución de tierras. Una Conciliación colectiva que nos lleve al Acuerdo de Paz con base en la creación de proyectos sustitutivos de vida digna y sostenible para las Víctimas y para que los Victimarios puedan hacer empresas legales viables, ayudando a rehabilitar a sus combatientes. Los que deban pagar deudas con la humanidad que puedan hacerlo confinados en los sitios de trabajo y vivienda, el tiempo que dispongan los Jueces.

Le pedimos a los compañeros del pueblo rural y sus amigos, que se están reuniendo y coordinando nacionalmente, concretar acciones para que las comunidades se movilicen con renovada motivación, enriquezcan las propuestas y elijan sus voceros a la negociación de la Paz con Justicia Social.

Le pedimos al Señor Presidente Juan Manuel Santos que facilite la declaración de la Tregua general, aceptando las propuestas de los grupos armados de buscar la solución negociada al conflicto interno.

La propuesta en detalle en: http://bit.ly/kKrBTZ basada en este sistema económico: http://bit.ly/lj2Ka5

Atentamente,
Hernán Pardo Silva
Desplazado de la finca Mirolindo, vereda las Brisas, Puerto Arturo, San José del Guaviare